Moscatel con corazón

Les freses 2017 DO alicante. blanco, 13%. PVp aproximado: 9 €.

Mara Bañó es una empresaria de voz dulce y cautivadora que rememora el son de personajes de tiernos dibujos animados; Pablo Calatayud, un corazón que hace vino; Jaume Soler, uno de los mejores biólogos que ha centrado su cariño en la moscatel de Alejandría; Tonet Puig, una persona sincera que sólo ama el vino; Jesús Pobre, un pueblo alicantino a las faldas del Montgó donde un cultivo de fresas no llegó a prosperar; y la moscatel alicantina, una variedad resignada sobre todo a vinos aromáticos de escasa calidad enmascarados a base de dulzor residual o, en el mejor de los casos, a deliciosos vinos dulces." data-share-imageurl="http://magazinedigital.net/sites/default/files/field/image/botella_0.gif">

Les freses 2017 DO alicante. blanco, 13%. PVp aproximado: 9 €.

Mara Bañó es una empresaria de voz dulce y cautivadora que rememora el son de personajes de tiernos dibujos animados; Pablo Calatayud, un corazón que hace vino; Jaume Soler, uno de los mejores biólogos que ha centrado su cariño en la moscatel de Alejandría; Tonet Puig, una persona sincera que sólo ama el vino; Jesús Pobre, un pueblo alicantino a las faldas del Montgó donde un cultivo de fresas no llegó a prosperar; y la moscatel alicantina, una variedad resignada sobre todo a vinos aromáticos de escasa calidad enmascarados a base de dulzor residual o, en el mejor de los casos, a deliciosos vinos dulces. Entre todos han creado Les Freses, una moscatel de Alejandría con un claro perfil de riesling alemana. Esta tercera añada vive en la ausencia del deseo canalla, con una nariz carente de sulfuroso y atisbos sucios que pudieran empañar los francos melocotones, los lichis, las manzanillas o sus jazmines. Su paso por boca es dócil, de intensa frescura domada, con un punto mineral casi salino, y un final de agradecido amargor donde al respirar se engrandecen los aromas varietales. Una enología limítrofe con la natural, el respeto por la variedad y la comarca, el cuidado del vino en damajuanas de vidrio, el cariño que se desliza de la viña a la copa y la palabra gracias que se deleita a cada sorbo: así es Les Freses, sumo moscatel, embriagador, seco, franco, delicioso.