Nacido del respeto a la tierra

Ferrer Bobet 2014 DOQ Priorat. Tinto, 14%. pvp aprox.: 22 €.

Ferrer Bobet es un zumo de licorellas filtrado por viñas de cariñena, garnacha tinta, syrah y con una mínima ayuda, casi imperceptible, de cabernet sauvignon. Esas pizarras volcánicas que anidan en las tierras del Priorat dotan a este 2014 de un perfil mineral abrumador donde reinan el grafito, la tinta china, las notas terrosas que evocan un día lluvioso y hasta un frescor salino." data-share-imageurl="http://www.magazinedigital.com/sites/default/files/field/image/vino-ferrer_bobet_2014_priorat-1.jpg">

Ferrer Bobet 2014 DOQ Priorat. Tinto, 14%. pvp aprox.: 22 €.

Ferrer Bobet es un zumo de licorellas filtrado por viñas de cariñena, garnacha tinta, syrah y con una mínima ayuda, casi imperceptible, de cabernet sauvignon. Esas pizarras volcánicas que anidan en las tierras del Priorat dotan a este 2014 de un perfil mineral abrumador donde reinan el grafito, la tinta china, las notas terrosas que evocan un día lluvioso y hasta un frescor salino. La viticultura orgánica, el respeto por la tierra y la naturaleza marcan el camino y su destino. Disfrazado, escondido, agazapado, parapetado tras un velo aromático de avenas, almendras saladas, lavandas, violetas, frutas frescas de zarza –brillantes, sanas y hermosas–, hojas de menta cayendo sobre postres de canela, un chocolate negro que augura un amargor que nunca llegará, ciruelas tersas y una resina que resalta su lado más balsámico… aguarda un paso por boca de garra, de astringencia noble, lleno de nervio, casi eléctrico, largo, poderoso y con una acidez que hace salivar desde el más profundo fondo del paladar. Un vino de culto y cata destinado a vestir mesas; por un lado, casi se mastica; por otro, su tacto de frescura lo doma y tranquiliza, y así se enlaza en la misma botella la naturaleza intrínseca del Priorat con la amabilidad de un trago dócil aún marcado por un dulce tanino maduro. Paladeos de vainilla, regustos de bombones rellenos de licor, recuerdos de cueros, mordiscos de avellanas y siempre, perennes, las licorellas hechas vino.