Especial decoración Interiores relajados e intensos

Intensidad en las formas y en la combinación de materiales y tonos inyecta renovado vigor a la casa. Los muebles y lámparas más novedosos conviven con los iconos del pasado siglo en concordia. Las últimas tendencias presentadas en abril en la última Feria del Mueble de Milán, cita obligada para los entusiastas del diseño, muestran un confort más efusivo y optimista.

En el entramado de líneas rectas y curvas que conforman una casa amueblada, las segundas ganan hoy la partida, insuflando un mayor confort tanto físico como visual. La fluidez en el contorno de los nuevos diseños se traslada también a las relaciones entre materiales y colores muy diversos. El concepto de patchwork, como reunión de retazos de distinto origen, gana presencia. El mobiliario pone en contacto metales, maderas, tejidos, cueros, mármoles... Se ensamblan en una misma pieza distintos veteados; se empareja el brillo con lo mate, lo industrial y lo refinado. La casa se ha convertido en un patchwork de épocas, texturas y tonos. La armonía, igual que quien recose retales, la da el ojo que compone. El sofá Vlinder es un excelente ejemplo de patchwork contemporáneo, surge de la investigación y la creatividad. La diseñadora holandesa Hella Jongerius ha dado a luz un nuevo estándar en la tecnología textil como directora creativa de materiales y color de la firma Vitra. El cobertor se teje con hilos en dos grosores, ocho colores distintos y diversos niveles. Un jacquard con variadas texturas y patrones para lograr una grafía abstracta con profundidad. En los interiores actuales lo liso deja paso a jaspeados, degradados, granulados... El contrapunto lo pone la naturalidad de los muebles construidos artesanalmente con madera, de factura contemporánea y atemporal.