Liberadas de pies y manos

1 Poner los pies en remojo. Por higiene y para facilitar el corte (sobre la uña blanda el corte es más suave, preciso y menos traumático).

2 Mientras un pie sigue en remojo, secar el otro y cortar las uñas con tijera o cortaúñas." data-share-imageurl="http://magazinedigital.net/sites/default/files/field/image/slow-house.jpg">

Cuando la imaginación y los colores presumen de inspiración, las uñas son poco previsibles y se visten a capricho. El rojo, el preferido de las españolas todo el año, tiene más competencia en verano cuando los tonos pastel, violeta y amarillos invitan a coordinarlas con la ropa y complementos. El nail art, protagonista de otras temporadas, apuesta por los detalles para dar una imagen más sofisticada y personal. Y el negro sigue siendo una opción para momentos puntuales. Manicura y pedicura pueden ir a juego o apostar por el contraste (si el resultado no es chocante). Lo más seguro es elegir colores en la misma gama y recordar que el esmalte siempre se ha de aplicar sobre una base y que los top coats aumentan el brillo, aportan efectos especiales y sellan el color para aumentar su duración. Para que la pedicura aguante hay que dejarla secar una media hora.

Paso a paso

Una pedicura profesional es la base para presumir de pies. Después de una buena puesta a punto es más fácil mantener los resultados en casa. Eucaris Cabrera, esteticista integral del Bliss Spa BCN, explica cómo hacerlo. 

1 Poner los pies en remojo. Por higiene y para facilitar el corte (sobre la uña blanda el corte es más suave, preciso y menos traumático).

2 Mientras un pie sigue en remojo, secar el otro y cortar las uñas con tijera o cortaúñas.

3 Limar cada uña y poner a su alrededor un producto para tratar la cutícula, para ablandarla y eliminarla sin necesidad de cortar. Pasar la lima conocida como “tocho” y, si es necesario, cortar la piel más gruesa que se forma en los laterales de la uña. Volver a pasar la lima para que la piel quede suave.

4 Introducir otra vez el pie en el agua. Con la piel un poco húmeda, eliminar las células muertas con un exfoliante. (Un remedio casero es mezclar crema hidratante y azúcar).

5 Retirar el exfoliante sumergiendo el pie en el agua y limar asperezas y callosidades con limas especiales.

6 Hidratar y nutrir la piel con un buen masaje y retirar el exceso de producto con una toalla caliente. 

7 Usar un separador de dedos para pintar las uñas (enrollar papel higiénico es una opción). Una vez secas, poner una capa de base, dos de color y top coat. 

Pedicura Cool Feet. Con menta, utiliza frío y calor para reducir la hinchazón de pies y tobillos. Perfecta para embarazadas. 60 m, 65 €. Todas las manicuras y pedicuras del Bliss Spa incluyen sus famosos brownies de chocolate. W-barcelona.com/bliss-spa.