Todo por un beso

 

Exfoliante casero." data-share-imageurl="">

Los labios tienen la piel muy fina, y su delicada fragilidad se acentúa al carecer de película hidrolípica protectora. Acusan enseguida los efectos de la calefacción, el frío, la polución y los rayos UV y, además de mostrar pieles que pueden arruinar la mejor barra de labios, pueden agrietarse y doler. Un bálsamo a mano los protege, los suaviza y les devuelve el confort. Además, con un poco de ingenio, puede convertirse en un producto multifunción. 


 

Exfoliante casero. Una solución de urgencia: “Aplicar una capa densa de bálsamo nutritivo, añadir un poco de azúcar fino en polvo y masajear delicadamente. Después, quitar el sobrante con un pañuelo de papel humedecido con agua termal”, aconsejan desde los laboratorios Pierre Fabre.

Mascarilla de noche. Tras la limpieza nocturna, aplicar una buena capa de bálsamo nutritivo y dejarlo actuar toda la noche. El día siguiente los labios están recuperados y más redensificados.

Un poco de brillo. “Aplicado con pequeños toques desde el centro de la boca hacia la comisura aporta comodidad y un toque satinado al pintalabios mate”, comentan los expertos. Algunos bálsamos ya aportan su propio toque de color. 
 

DÚO DE Exfoliante y bálsamo para eliminar pieles sueltas y aliviar los labios agrietados. Eight Hour Around The World, 25 €. Ed. Ltda. Elizabeth Arden.
Bálsamo con color con antioxidantes de los polifenoles de las pepitas de la uva. En 3 tonos. French Kiss, 11,80 €. Caudalie. 
Bálsamo calmante Cold Cream, 8,10 €. Avène. 
Barra de labios con forma de corazón. En seis tonos. KissKiss LoveLove, 38,80 €. Guerlain. 
AntiarrugaS. Tratamiento para alisar y rellenar las arrugas en torno a la boca. Total Lip Treatment, 10 ml, 70 €. Sensai. En ECI.