Vestirse para el baño

El momento de playa se sofistica. Los bañadores ganan terreno ante las dos piezas, pero no vienen solos. Los complementos le dan toda la vuelta al estilismo.