×
Share it now!

Sálvese quien pueda

Accidente nuclear, guerra bacteriológica, catástrofes naturales, terrorismo... las amenazas se multiplican, nos hacen sentir desprotegidos y nos vuelven cada vez más paranoicos. Desde los atentados de París, la demanda de búnkers se ha disparado. Algunos se construyen un refugio familiar, otros compran un ticket para poder acceder a una especie de gran Arca de Noé subterránea realizada por una empresa norteamericana en el corazón de Europa. Un lujo sólo apto para multimillonarios.