Un mapa, ocho tesoros

Colombia

Durante décadas, Colombia se consideraba un país sólo apto para aventureros, en el sentido más amplio del término. A lo sumo, algún viajero se atrevía a visitar la ciudad colonial de Cartagena de Indias, atendiendo a la llamada de su costa caribeña y evitando en lo posible la gigantesca ciudad paralela de refugiados que huían de la violencia que la envuelve." data-share-imageurl="http://magazinedigital.net/sites/default/files/field/image/apertura_ok.png">

El año nuevo invita a soñar con un viaje de los que no se olvidan, y el 2017 llega con ocho paraísos bajo el brazo: Colombia, Omán, Zanzíbar, Islandia, Finlandia, Viena, Perú y San Petersburgo. Un mapa lleno de destinos clásicos que se renuevan y de lugares que hasta ahora quedaban lejos de la mirada del visitante.

Colombia

Durante décadas, Colombia se consideraba un país sólo apto para aventureros, en el sentido más amplio del término. A lo sumo, algún viajero se atrevía a visitar la ciudad colonial de Cartagena de Indias, atendiendo a la llamada de su costa caribeña y evitando en lo posible la gigantesca ciudad paralela de refugiados que huían de la violencia que la envuelve. Procesos de paz –con algún que otro tropiezo– y una clara apuesta de las FARC por cesar la lucha armada sitúan este destino entre los lugares que hay que visitar en el 2017, empezando por el encanto colonial del casco antiguo de Bogotá, para seguir con el vibrante cambio que está viviendo Medellín tras dejar atrás la época de los narcos, sin olvidar el Eje Cafetero o el valle del Cocora, único lugar del mundo donde crecen palmeras a 3.000 metros de altura.

El consejo: combinar caminatas por la selva con la visita a ciudades coloniales y a otras que parecen surgidas de una novela de Arthur Conan Doyle es la apuesta de Viajes Tuareg para explorar este extenso país. Tuareg.com

 

Perú

El país de los incas es uno de aquellos grandes clásicos del viaje que siempre acaban por aparecer en las listas de destinos deseados. Pero incluso a los grandes iconos turísticos como Machu Picchu la fama les acabará pasando factura algún día, de manera que el país andino ha ido reinventándose para hacer frente a la creciente demanda. Lima, por ejemplo, ha dejado de ser considerada mera etapa de paso para convertirse en destino con voz propia gracias a su gastronomía. Por otro lado, lugares hasta hace poco casi inaccesibles si no se realizaba un trekking a pie de una semana se visten ahora con la etiqueta “nuevo atractivo”, como es el caso de Choquequirao, una fortaleza de tanto o más nivel arquitectónico que Machu Picchu a la que se podrá subir en pocos minutos con un teleférico que está previsto que se inaugure este año.

El consejo: Latam Airlines apuesta fuerte por Lima como destino directo desde España (con nuevas frecuencias desde Barcelona iniciadas a finales del 2016), también como hub para saltar a otros países latinoamericanos. Latam.com/es_es/

 

Finlandia

El país escandinavo ha sido elegido uno de los destinos destacados para el 2017 por National Geographic Traveler en la categoría de naturaleza. Pero hay más excusas para visitarlo. Una de las consecuencias de la Revolución Rusa fue el nacimiento de Finlandia como Estado independiente, que este año cumple su centenario. En invierno, el país ofrece nieve sin límites, ya que un cuarto del territorio queda por encima del círculo polar Ártico. Con tales rigores, exceptuando a Papá Noel, uno de cada cuatro finlandeses vive en Helsinki, por lo que el acento del país hay que ponerlo en su naturaleza virgen, más abrupta y solitaria al norte. A lo largo de toda su geografía abundan los lagos, hasta un total de 180.000, de manera que alquilar una cabaña junto a una de sus orillas en verano para sentirse lejos de todo es una gran opción. Eso sí, no hay que descartar la visita de un alce o una manada de renos a la hora de la cena.

El consejo: recomendables el Artic Tree Hotel, Rovaniemi (Arctictreehousehotel.com) y el Aurora Dome (Harriniva), tiendas de campaña de paredes transparentes para ver las luces del norte (Harriniva.fi/en/destinations/torassieppi/aurora-glamping)

 

San Petersburgo

La gran efeméride del año será, sin duda, el centenario de la Revolución de Octubre de 1917, una excusa ideal para viajar a Rusia. De entre todos los destinos que ofrece tan extenso país, San Petersburgo es inevitable, ya que es en la capital fundada por el zar Pedro I donde empezó todo: el famoso museo del Hermitage no es otra cosa que el antiguo palacio real, tomado al asalto por las masas. El empeño de Pedro I chocó con muchos problemas logísticos, ya que en su día aquello sólo era un pantano en la desembocadura del Neva, río que todavía salvan docenas de puentes. De clara inspiración parisina, San Petersburgo fue “la ventana abierta a Occidente”. Por eso la surcan grandes avenidas formadas por edificios góticos y neoclásicos, coronados por agujas doradas que brillan contra un cielo tantas veces gris en invierno. Los patios traseros descritos por Dostoyevski todavía existen tras las relucientes fachadas, y es donde a veces uno se encuentra con un mercadillo de anticuarios donde comprar alguna reliquia soviética.

El consejo: para pasar unas noches en San Petersburgo, nada como rendir homenaje al autor de Crimen y castigo alojándose en el hotel Dostoyevski, un cuatro estrellas situado en el centro, junto a la catedral de Nuestra Señora de Vladímir. 
Dostoevsky-hotel.ru

 

 

Islandia

Parece que el mundo ha descubierto Islandia hace relativamente poco. ¿Cuáles son los motivos de este enamoramiento? Por un lado, su fotogenia, en especial en primavera y verano, cuando las nieves se retiran y permiten recorrer sus pistas con tranquilidad para acercarse a volcanes y géiseres; por el otro, y también en invierno, Islandia se propone como un destino alternativo para poder ver auroras boreales más allá de Laponia y también para experimentar el escalofrío de contemplar en directo algunos de los escenarios de la aclamada serie de televisión Juego de tronos, como sería el glaciar Vatnajökull, el mayor de Europa. En todo caso, la realidad de Islandia no resulta tenebrosa para nada, como demuestra el hecho de que siempre figura en el podio de los países más felices del mundo.

El consejo: los islandeses son muy acogedores, pero si tenemos dudas sobre nuestra capacidad de hacer amigos, podemos recurrir a los servicios de Evaneos (Evaneos.es), plataforma on line que conecta los viajeros con expertos locales del destino escogido.

 

Omán

Omán es con diferencia el destino de la península Arábiga más variado y tranquilo hoy por hoy. Al sudoeste limita con Yemen, siempre complicado, mientras que al noroeste hace frontera con los Emiratos Árabes, entre los cuales se encuentra Dubái, mucho más enfocado al viajero de negocios y a los adictos a las compras. Por el contrario, Omán se centra en especial en sus atractivos naturales, que van desde las playas –que se disfrutan atendiendo a las tradiciones locales– hasta las cordilleras de Hajar, pasando por las espectaculares dunas de Mahiba y de Rub al Jali, el Lugar Vacío o Morada del Silencio, la mayor extensión de arena sin solución de continuidad del planeta. Allí se puede vivir la experiencia del viajero romántico del siglo XIX, fascinado por moles de arena de más de 300 metros de altura. Cadenas hoteleras como Kempinski y Anantara han entendido el potencial del lugar y van a inaugurar nuevos establecimientos en Omán a lo largo del año.

El dato: puestos a viajar a un destino poco conocido y con un toque aventurero, lo mejor es confiar en un especialista como Trekking y Aventura, cuyos programas siempre incluyen un toque cultural. Trekkingyaventura.com

 

Zanzíbar

Zanzíbar, Unguja y Pemba forman lo que se conoce como “islas de las especias”, un territorio semiautónomo que se unió a Tanganika en 1964 para formar la nación de Tanzania. Para muchos, Zanzíbar es una simple extensión en su programa de safari por el continente; sin embargo, la isla merece algo más que un rápido vistazo a sus playas ahora que cada vez hay más vuelos que la acercan a Europa. Es inevitable la visita a Stone Town, una capital construida en el siglo XIX exclusivamente con piedra de coral, material que presta su color rosáceo a las fachadas, en especial cuando las acaricia el sol de la tarde. La ciudad tiene hoy un encanto decadente, acentuado por el caos del trazado de sus calles, que acrecienta la belleza de sus famosas puertas en madera labrada al volver una esquina cualquiera. A fin de cuentas, el sultán de Omán decidió trasladar aquí la sede del poder en 1840, quizá fascinado por la visión de sus costas a bordo del tradicional dhow de vela latina.

El consejo: Turkish Airlines completa con la nueva ruta a Zanzíbar inaugurada en diciembre su despliegue en el Índico, tras introducir sus frecuencias a Mauricio y Maldivas. Precios razonables y tiempos de viaje aún más atractivos acercan todo el exotismo de las islas de las especias. Turkishairlines.com

 

Viena

Otra ciudad que merece una visita en el 2017 es Viena. Fiel a su vocación musical, la capital austríaca celebra el 150.º aniversario del famoso vals El Danubio azul, los 175 años de la Orquesta Filarmónica de Viena y también soplará las cinco velas de la sala de conciertos MuTh de los Niños Cantores. Además de por las melodías, Viena también brinda en el 2017 por las efemérides imperiales, como serían el tricentenario del nacimiento de la emperatriz María Teresa o el 180.º aniversario de la emperatriz Isabel, más conocida como Sissí. Los escenarios de todas ellas se pueden recorrer con facilidad siguiendo el trazado de la Ringstrasse, la circunferencia que se corresponde con el perímetro de las antiguas murallas de la ciudad, derribadas por Francisco José I para dotar a su capital del aire imperial correspondiente. Y de paso, tomarse una porción de tarta Sacher en el lugar donde se inventó.

El consejo: para el mes de abril, Viena propone una forma curiosa de hermanar música y deporte con el Vienna City Marathon, una carrera por sus calles emblemáticas durante la que se puede escuchar música clásica sobre la marcha.
Vienna-marathon.com.