El otro lado: Andrea Boccelli "Mi voz es un regalo de Dios"

CANTANTE. Su intensa vida se narra en 'La música del silencio' en la que participan Antonio Banderas y Jordi Mollà. Se quedó ciego a los 12 años, pero nada le ha impedido convertirse en un cantante celebradísimo. Ha vendido 80 millones de discos, tiene tres hijos y dice que su sueño es llevar una vida tranquila que le permita despertarse en el mismo sitio todos los días.

El mejor cantante pop
frank sinatra, sin duda. 

Una jornada típica
no existe para mÍ. cada día cambio de cama, ciudad, comida. menos de mujer... 

No mucha gente sabe que es abogado...
Estudié Derecho para honrar la tradición familiar y para que mi padre no se preocupara. Además, me di cuenta de que estudiar me iba a ayudar en la vida, pero siempre tuve muy clara mi vocación.

¿Alguna vez sintió que su ceguera podía ser un problema en su carrera musical?
Jamás.

¿Es cierto que hubo una etapa de su vida en la que no podía cantar?
Sí. Hay un momento en la vida de los varones en que la voz cambia por completo. Yo crecí sintiéndome cantante porque todo el mundo me pedía que cantara. En la escuela, en casa, en la iglesia. Cuando me cambió la voz hubo un periodo de tiempo en el que no era capaz de cantar nada. Fue una época muy frustrante  y dificil.

Viste impecable. ¿Cómo lo logra?
Con la ayuda de diseñadores que son muy amables conmigo. Tengo una relación muy casual con la ropa. Me pongo lo que esté en mi silla cuando me levanto. No tendría problema en salir a la calle con un zapato de cada color. Yo no me daría cuenta. Por eso les estoy tan agradecidos a los que me ayudan en este tema. Por lo que escucho, lo hacen bastante bien. 

¿Cómo mantiene su voz?
Mi familia hace vino, y es bastante bueno. En italiano solemos decir que el vino te hace cantar, pero el problema es que también te hace desafinar. Pero no le debo la voz al vino. Uno puede preservarla con un estilo de vida similar al de un atleta: no mucha comida, no alcohol, no sexo...La noche anterior a un concierto, mejor limitarse a dormir...

¿Por qué es importante para usted hacer duetos con cantantes pop?
Porque me encantan sus voces. Yo soy cantante no porque me encante la música sino porque me apasionan las voces. Poder compartir el escenario con las mejores voces del mundo es un privilegio y un gran placer. 

¿A qué atribuye que los cantantes de ópera sean los mejores del mundo? Tienen que lograr que su voz atraviese las paredes, que llegue a la última fila de un gran teatro. Gracias a esta técnica, saben impactar en la audiencia. 

Ha dicho que cantar va en contra de hablar. ¿A qué se refiere?
A que si quieres cantar bien, debes quedarte callado todo el día. Lo han hecho todos los grandes cantantes porque hablar te quita la voz. 

¿Cuándo descubrió que tenía una voz privilegiada?
En el internado en el que yo vivía, se hacía un show en el que cada alumno hacía algo diferente y a mí me pidieron que cantara porque sabían que me apasionaba. Fue la primera vez que canté ante mucha gente. La sala estaba llena de niños de mi edad a los que no les interesaba mi actuación. Cuando empecé, nadie me prestó atención pero al cantar el primer agudo, todos se quedaron callados. Y al terminar recibí un gran aplauso. Me resultó extraño que los niños de mi edad me escucharan. Esa fue la primera señal de que yo tenía algo que podía tocar el corazón de la gente. Mi profesor siempre me recordaba que mi voz no era mía, que era un regalo de Dios. Y eso es algo en lo que al día de hoy sigo creyendo firmemente.